Montsià

Instalaciones del consorcio de residuos del Montsià

El Consorcio para la Gestión de Residuos Municipales de la comarca del Montsià es el titular de todas las infraestructuras de tratamiento de residuos ubicadas en Mas de Barberans, las cuales son:

  • Planta de Prensado
  • Depósito Controlado de Residuos
  • Planta de Tratamiento de Lixiviados
  • Planta de Compostaje

Actualmente, se realiza mediante la dirección técnica del área de residuos del CODE, la gestión y explotación de las instalaciones anteriores.

El depósito controlado del Mas de Barberans, es un depósito de Clase II, para residuos no especiales. Los residuos que le llegan tienen dos orígenes, los municipales de la comarca Montsià y parte de los municipios del Baix Ebre (Roquetes, Aldover, Alfara, Tivenys, Benifallet y Xerta), y los residuos industriales que son asimilables a urbanos, también de ambos comarcas.

Instal·lacions del Montsià

Instal·lacions del Montsià

Los residuos sólidos urbanos o RSU, procedentes de los contenedores de fracción resto, son descargados en la Planta de Prensado para compactarse y formar así balas. Estas son depositadas posteriormente en el vertedero o Depósito Controlado. De esta manera se consigue un mayor aprovechamiento del vaso del depósito.

Instal·lacions del Montsià

Instal·lacions del Montsià

La actividad de esta instalación comenzó en 1993 y fueron adquiridas 17 ha, con una capacidad de 744.040 m3 (128.000 m3 de la primera celda). Esta instalación se va explotando por fases. En la actualidad se está explotando la Fase II del Depósito. El vaso de la primera fase se clausuró en 2006.

Este Depósito se encuentra impermeabilizado con arcillas y materiales geosintéticos y recubierto con gravas, de este modo, se evita que los lixiviados, líquidos generados durante la propia fermentación de los residuos, filtren al terreno natural y contaminen los acuíferos.

Instal·lacions del Montsià

Instal·lacions del Montsià

Los lixiviados generados en el vaso, son canalizados y posteriormente, almacenados en unas balsas con el objetivo de ser tratados en la correspondiente Planta, de construcción reciente, mediante un proceso biológico combinado con otras tecnologías.

La fracción orgánica de los residuos municipales (FORM) de la comarca del Montsià y del Baix Ebre es transportada hasta la Planta de Compostaje de Mas de Barberans. Después del tratamiento de este material, se obtiene compost. De este modo, además de extraer un producto útil para el suelo, se evita que vaya al vertedero, con el despilfarro que supone, así como la generación de lixiviados y gases efecto invernadero que conlleva. La Directiva Europea marca que debe reducirse hasta el 65% la materia orgánica depositada en los vertederos el 2016.

Instal·lacions del Montsià

El proceso de compostaje suele durar de 12 a 14 semanas, donde la fracción orgánica pasa por diferentes fases, de pre-tratamiento, en donde se eliminan los impropios presentes y se mezcla con fracción vegetal recogida selectivamente, de descomposición aerobia mediante túneles y maduración mediante pilas volteadas.